El Mundial subterráneo (II): “Los dos Escobar”

23/06/2010 § 1 comentario

Ayer, coincidiendo el seguimiento del Mundial de fútbol, emitieron en ESPN el excelente documental de Michael y Jeff Zimbalist “The Two Escobars”. Este documental sigue la ascensión y caída del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, asesinado el 2 de diciembre de 1993 por una banda rival, y la del equipo nacional de fútbol colombiano en la misma época, capitaneado por el defensa Andrés Escobar. Colombia protagonizó en aquellos años una estelar clasificación para el Mundial de EE.UU. en 1994, culminada por un 5-0 a Argentina. En el Mundial, al que llegaba como una de las favoritas (cuarta en el ránking de la FIFA), sufrió un descalabro que la dejó eliminada en primera ronda. En el partido contra EE.UU., el 22 de junio de 1994, Andrés Escobar metió un gol en propia meta. El 2 de julio fue asesinado a balazos en Medellín.

Artículo sobre la película en “El Tiempo”:

Dirigido por los hermanos Michael y Jeff Zimbalist, se estrenó en Tribeca y se verá también en el Festival de Cannes, que empieza el miércoles 12 de mayo.

El 2 de julio de 1994, Jeff Zimbalist era un joven de 15 años en North Hamptom, Massachusetts, metido en causas políticas y sociales y convencido de que el deporte no era nada importante en el cambio de una sociedad. Ese día escuchó la noticia sobre el  asesinato de Andrés Escobar, el defensa colombiano que marcó un autogol en el mundial de E.U. de ese año, y se dio cuenta que el fútbol no era sólo fútbol.

Las pasiones positivas y negativas que generaba el deporte demostraban cuán intrínsicamente estaba ligado a una identidad nacional. Su hermano, Michael, compartiría más adelante esta misma perspectiva. Quince años después, los hermanos Zimbalist se  encontraron en Medellín siguiéndole la pista prácticamente a todos los protagonistas de ese doloroso episodio del fútbol colombiano.

El resultado es ‘Los dos Escobar’, un conmovedor documental que a finales del mes pasado se estrenó en el Festival de  Cine de Tribeca, en Nueva York, y que será presentado en el Festival de Cannes, la próxima semana. El segundo Escobar al que se refiere el título es, obviamente, el extinto capo Pablo Escobar, cuya influencia en el fútbol colombiano no fue un secreto. Aunque el documental parte con el tristemente célebre autogol, apunta mucho más alto: muestra cómo el  deporte sucumbió ante el peso de los dineros ‘calientes’ y frente a la mirada tolerante de técnicos, directivos y el mismo gobierno nacional.

Independientemente de si se está de acuerdo o no con la conclusión de los hermanos Zimbalist, de que el período  más exitoso del fútbol colombiano se dio gracias a la financiación del narcotráfico, su valor está en que, por primera vez, cuenta la historia completa. Aunque los hechos en sí no son nuevos, la gran revelación es ver cómo episodios aislados que  ocuparon titulares aquí y allá cambian completamente de significado cuando se ven dentro de un contexto más completo y con la ventaja de la perspectiva.

“Empezamos todo con una duda: ¿qué fue lo que realmente pasó? Quince años después, aún no era muy claro para los colombianos”, dice Michael Zimbalist, de 30 años. “Rápidamente nos dimos cuenta de que no se puede entender la muerte de Andrés Escobar como  un hecho aislado. Siguendo esa pista llegamos al origen de los dineros ‘calientes’ en el fútbol. Eso fue como la introducción al narcofútbol y nos sentimos obligados a explorar también ese mundo”, agrega Zimbalist.

Durante 100 minutos, los directores muestran cómo las canchas de fútbol se convirtieron en una extensión de lo que estaba pasando en las calles de Medellín y Cali. El ascenso y caída del Nacional y del América, los ‘juguetes’ de los dos principales  carteles, la campaña en las eliminatorias al Mundial que incluyó el histórico 5-0 contra Argentina (sólo esa secuencia produce piel de gallina), los partidos de exhibición que la selección jugó en la cárcel de La Catedral por petición de Pablo Escobar,  la compra y asesinato de árbitros, la impunidad que cobijó a los hermanos Gallón Henao, cuyo conductor fue condenado por el crimen de Andrés Escobar (en 2005 quedó libre gracias a una rebaja de pena), y, en general, la euforia y el profundo dolor que  ese período significó para el pueblo colombiano.

No deja de ser irónico que hayan sido unos extranjeros los que asumieron la tarea de contar esta historia, aunque los Zimbalist definitivamente no son los típicos estadounidenses. Se criaron escuchando las historias de aventura y pasión por América  Latina de su padre, Andrew, un economista deportivo y experto en temas latinoamericanos. Es su adolescencia, preferían pasar los veranos en proyectos de interés social en la región que en la playa tomando el sol. Esto los llevó a países como Ecuador y República Dominicana. Fue en estos intercambios que aprendieron español (los dos lo hablan  con fluidez).

Tras graduarse de la secundaria, Jeff estudió semiótica del arte y medios con énfasis en América Latina. Su documental ‘Favela Rising’, grabado en Brasil, obtuvo 36 galardones en diferentes festivales. Michael estaba dedicado a la actuación en México  cuando su hermano le propuso unir fuerzas para hacer películas. “Simplemente tenemos ganas de seguir historias  interesantes”, dice Jeff, de 31 años.

Los hermanos ya estaban trabajando en Colombia en la preproducción de ‘The Scribe of Urabá’, una película basada en hechos reales sobre la primera comunidad de paz de San José de Apartadó, cuando la red de canales deportivos ESPN les pidió hacer algo en  América Latina para su serie ‘30 por 30’, sobre el impacto del deporte en la sociedad y viceversa. “Después de sondear varias historias nos dimos cuenta que la más interesante era la colombiana”, dice Jeff.

Gracias al trabajo que venían haciendo para Scribe, ya tenían acceso a una red de contactos en el mundo del narcotráfico que resultó bastante útil para Los dos Escobar. Además, trabajaron con Jenny Carolina González, una reconocida intermediara (fixer)  para medios internacionales.

El resultado fue la recuperación de más 150 horas de imágenes de archivo de 46 fuentes diferentes y 27 entrevistas originales, que incluyen a Ester Escobar (la hermana de Andrés), Francisco Maturana, el ex presidente César Gaviria, Juan José Bellini  (entonces presidente de la Federación Colombiana de Fútbol), Juan Jairo Velásquez, alias ‘Popeye’ (el sicario de Pablo Escobar), Fernando Rodríguez Mondragón (hijo de Gilberto Rodríguez Orejuela) y casi la plana completa de la Selección Nacional de  fútbol de 1994. Tanto material los llegó a abrumar. Esto explica un poco algunos errores de imágenes que no corresponden a los hechos que se están narrando en la pantalla.

“Como documentalistas sentimos la responsabilidad de conocer a los entrevistados después de hacer el contacto y antes de ponerlos frente a la cámara”, dice Michael, quien con su hermano pasó la mitad de 2009 en Medellín produciendo el documental. “Esto  nos permitió tener horas y horas de anécdotas y entrevistas de cosas que nunca se habían contado”, agrega.

Según los directores, una de las motivaciones de los entrevistados para sentarse frente a la cámara y hablar abiertamente de la infiltración de la mafia y de lo realmente pasó tras bambalinas durante esa campaña futbolística fue el convencimiento que ese  lastre era cosa del pasado. Que de alguna forma, la muerte de Andrés fue como el campanazo que dio paso a la expulsión de la llamada ‘mano negra’.

“Andrés fue como una inspiración porque fue uno de los pocos que reconoció que ese matrimonio no era sano”, dice Michael. No todos los testimonios que lograron conseguir terminaron en el corte final por razones de seguridad. “Siempre hay que tener un balance entre contar la historia real, pero también proteger a ciertas fuentes que ayudan a llegar a esa verdad”, dice  Michael.

Para garantizar su propia seguridad, los hermanos simplemente se informaron bien y aplicaron la prudencia. “Personalmente, nunca me sentí en peligro. La experiencia que hemos tenido en el país no tiene nada que ver con las historias que salen en los  medios estadounidenses”, dice Jeff.

Los hermanos, de hecho, se declaran enamorados de Colombia. Y su trabajo lo demuestra: además de Scribe, que esperan rodar en el país y para la que ya tienen a la actriz principal, la nominada al Óscar Viola Davis -por su papel en La duda-, los Zimbalist  trabajan en un documental para Shakira y su fundación Alas.

Pero independientemente del cariño que han desarrollado por el país, ¿es posible que el no ser colombianos los ayudó a tener una perspectiva menos apasionada y más objetiva sobre el tema? “No somos los indicados para contestar esa pregunta. Aunque es cierto que siempre hay ventajas y desventajas de no tener emociones en juego en este tipo de trabajos”, dice Michael.

Para los directores, al final lo importante no fue el descubrimiento de la historia del deporte o del narcotráfico sino de algo mucho más grande: la historia del pueblo colombiano y cómo el fútbol realmente surgió como una luz de esperanza para afianzar  un poco la identidad del país no solo a nivel interno, sino en el exterior, asegura Michael. “Ese poder del fútbol explica un poco las razones de la muerte de Andrés Escobar? de alguna forma, todas esas esperanzas terminaron en esos hechos y en una gran  tragedia”.

Anuncios

Etiquetado:, , ,

§ Una respuesta a El Mundial subterráneo (II): “Los dos Escobar”

  • Marcelo dice:

    Howdy just wanted to give you a quick heads up. The text in your article seem to be running off the
    screen in Chrome. I’m not sure if this is a format issue or something to do with web browser compatibility but I thought I’d post to
    let you know. The style and design look great though! Hope you get the issue solved soon.
    Thanks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El Mundial subterráneo (II): “Los dos Escobar” en Incógnito.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: