Siegfried Kracauer: Teoría del cine

29/06/2010 § 1 comentario

La idea esencial de Kracauer es que cada medio artístico tiene un carácter propio, “una naturaleza específica que favorece cierto tipo de sujetos y excluye otros”. El cine, basado en la fotografía, de la que es un avance técnico, esta equipado como ningún otro arte para “grabar y revelar la realidad física, y por eso gravita hacia ella”.

Kracauer cree en un cine que sigue esta tendencia realista del medio artístico, mientras que duda de todo artificio, pues el fin del cine es ofrecernos una visión lúcida de la realidad material en que vivimos, en lugar de fabricar un mundo fantástico en el que refugiar nuestra frustración cotidiana. Al cine como comodidad y producto de entretenimiento opone Kracauer el cine como revelación.

Kracauer adora el documental y detesta el melodrama, adora las peliculas con actores no profesionales y detesta a los actores excesivamente teatrales, adora las películas rodadas en escenarios reales y detesta los estudios y los decorados históricos, adora a Rossellini y detesta a Disney.

Películas que le habrían gustado a Kracauer. Muy pocas, sospecho. Por ejemplo, y para hacernos una idea:

El espejo, de Andrei Tarkovski (1975), y en general la atención al detalle de Tarkovski.

Close-Up, de Abbas Kiarostami (1990), y es de suponer que, en general, la “simplicidad” del cine de Kiarostami.

The Puppetmaster, Hou Hsiao-Hsien (1993), y en general el carácter meditativo de la cámara de Hou.

Aquele querido mês de Agosto, de Miguel Gomes (2008), realidad en estado puro.

Películas que habrían espantado a Kracauer. La lista podría ser interminable, así que me limito a cuatro que he visto recientemente.

Corre, Lola, de Tom Tykwer (1998), por su efectismo y artificialidad (aunque es mucho mejor que las películas que siguen).

La vida de los otros, de Florian Henckel-Donnersmarck (2006), por la recreación ingenua de la historia.

El lector, de Stephen Daldry (2008), por la recreación cliché de la historia.

The Curious Case of Benjamin Button, de David Fincher (2008), por la voz en off que parece leer el cuento de Scott Fitzgerald, no se puede llevar a la pantalla una obra literaria sin darle forma cinematográfica, la película parece un audio-libro como imágenes.

Avatar, de James Cameron (2009), porque si revela una realidad material es la de quienes ya sólo viven asomados a la pantalla de una computadora.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , ,

§ Una respuesta a Siegfried Kracauer: Teoría del cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Siegfried Kracauer: Teoría del cine en Incógnito.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: